Archive | febrero 2009

campos de fresas

En los últimos quince años, el ladrillo se mostraba como un valor seguro. En mi calle, empezaron a tirar las casas bajas – de una altura- y se iniciaron construcciones de tres o cuatro plantas. Perdió, en parte, ese cierto sabor a pueblo de la meseta pero animó la llegada de nuevos vecinos.

El parón inmobiliario y la crisis de la construcción han abierto las calles y nos ha dejado solares abandonados en algunos puntos de la avenida.  Puede parecer desolador y, sin duda, lo es. Sin embargo, lanzamos una propuesta: convertir esos pequeños terrenos en huertos y campos de fresas.

Puede ser una locura, pero se realizó en zonas deprimidas de algunos ciudades del Este de Estados Unidos y funcionó. Como dijo aquel: “Let me take you down´cause I m´going to strawberry fields, nothing is real…”

un buen terrenito para plantar cebollas y patatas

un buen terrenito para plantar cebollas y patatas

Escuchando el mar, el silencio…

En algún momento necesitaba pararme. Pensar. Mi calle es larga y, en ciertos tramos, estrecha. Sobre todo de noche.

Tras salir del metro, uno encuentra policía controlando inmigrantes, inmigrantes corriendo hacia el transporte público, gente haciendo cola en la farmacia de 24 horas, mi china favorita viendo un culebrón en un PC, un grupo de marroquíes bebiendo cerveza en la calle, los brasileños disfrutando de una superbock, vallecanas fumando mientras andan, un indigente durmiendo en el cajero interior de Caja Madrid, un par de harleys y el camión de la basura. Después el silencio.

Cuando escuchas atentamente, ya en casa, sientes el sonido del mar en el fondo. Es raro. Esto es la avenida de Monte Igueldo de Madrid, no es Donosti, Pero, en un día difícil -como casi todos-, te consuela.

Podría escribir un verso triste esta noche aunque eso ya lo dijo, más o menos, Pablo Neruda. Me basta con respirar el silencio de mi calle. Es suficiente. Y mañana, sol. Y bullicio.

respuestas a la crisis 3

Al final de la avenida, los efectos de la crisis son más evidentes. Negocios, comercios, oficinas, todo cerrado y en venta.

melodía alegre de monte igueldo

Vallecas Melody. Equipo Crónica

Vallecas Melody. Equipo Crónica

Un poco de arte no viene mal si queremos sentir y escaparnos. Al fin y al cabo, el arte refleja la realidad pero nos permite desperdiciar la miseria y alegrarnos de nuestra propia existencia. Es el espejo de lo que somos. Y lo importante es que somos. O ¿qué somos?

siguen los controles

Después de una semana donde el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha negado por pasiva y por activa que existan controles selectivos de inmigrantes y tras rectificar y ordenar acabar con los cupos para detener a “sin papeles”, persisten las identificaciones policiales en la avenida de Monte Igueldo.

Ayer, sobre las 11:20 de la noche, cuatro coches patrulla de la Policía Nacional establecieron tres puntos de control en el inicio de nuestra calle. De forma aleatoria, los agentes pedían la documentación a cualquier persona con rasgos físicos no caucásicos.

Interpelados por este blog, la policía mostró cierto nerviosismo y nos invitó a abandonar la calle. Apelados por la incongruencia entre las palabras del ministro-que ayer mismo en el Senado negó las existencia de controles selectivos- y la actuación de las fuerzas de seguridad, los agentes dijeron que cumplían su trabajo y que, “por favor”, circuláramos.

Con el rabo entra las piernas-mientras algunos inmigrantes, silenciosos y retenidos, observan con temor- nos fuimos a casa pensando en los cupos, en la autoridad del ministros y en estos controles que, en muchos casos, habría que calificarlos como actuaciones policiales estéticas.

En los últimos meses, las fuerzas de seguridad establecieron todas las noches controles de este tipo en la boca de Metro del Puente de Vallecas. Algunos ciudadanos avisaban a los inmigrantes antes de que subieran al exterior del tinglado policial. De esta forma salián por otra puerta y evitaban las identificaciones.

Como otros muchos actos de la Adminstración pública, la propaganda se confunde con la eficacia.  Con este tipo de actuaciones “estéticas” se trata, en definitiva, de mostrar cómo el Gobierno de “papeles para todos”, mete mano a los inmigrantes, los asusta, los manipula y los usa para que, por la noche, los españolitos nos acostemos tranquilos.

vallecas según Umbral

Siempre sueño Vallecas, desde lejos, temprano, cuando Madrid corrompe la mirada de un niño, siempre sueño Vallecas, como tiempo del pobre, cuando el tiempo del oro se ha podrido en los bancos. Sé que aquí hay una patria, corta como un abrazo, sé que aquí hay una patria, larga como una estepa, y que cuando la fiesta negra del Madrid nuevo vaya tomando aspecto de cadáver político, yo me vendré a Vallecas, autonomía de obreros, a trabajar despacio en un libro sin hojas. Quiero ser de Vallecas y lo tengo muy escrito.

Quiero ser de Vallecas, inmigrante en su huerta, quiero ser de Vallecas, emigrante de cócteles: quiero ser el que pasa cuando barren al alba las mujeres que reinan sólo sobre su escoba. No hay más que la pobreza y el madrugar temprano para salvarse, tíos, de la muerte y la gloria. Por donde pasa un pobre vuelve a crecer la hierba, aunque no crezca el oro ni el jazmín del alcalde.

respuestas a la crisis 2

sabiduria china para anunciarse frente al imperio google

sabiduría china para anunciarse frente al imperio google