Tag Archive | policía

¿qué buscaba la policía en eduardo sanz?

Ayer por la mañana, un amplio dispositivo de la policía municipal cortó la calle Eduardo Sanz, esquina con Monte Igueldo, y, con gran aparataje, intentó la detención de dos vecinos de la zona. Con respeto pero con contundencia, las fuerzas del orden establecieron un perímetro de seguridad y trataron de alcanzar su objetivo.  Según fuentes policiales, el pájaro no entró en la jaula y, una hora después, abandonaron el barrio.

Los vecinos especulaban sobre el objeto de la operación. ¿Narcotráfico? ¿Violencia Machista? ¿Desfalco? ¿Robo? Otro caso de serie negra.

Anuncios

Violencia radical en Monte Igueldo

Los antidisturbios buscando el orden

Los antidisturbios buscando el orden

 La concentración neonazi del pasado sábado acabó como el rosario de la aurora. Es decir, jóvenes antifascistas intentaron evitar que la manifestación ultraderechista contra la inmigración -así estaba convocada y autorizada por la delegación del Gobierno-entrara en el Puente de Vallecas.

Hay que reciclar las calles

Hay que reciclar las calles

 Como la concentración antifascista no estaba permitida, la algarabía llegó a la avenida de Monte Igueldo donde, sobre las cinco de la tarde, los jóvenes combativos se escondían de la policía, después de atosigar a los nazis. Daba igual, las fuerzas antidisturbios se emplearon y, con pelotazos y porras, trataron de restablecer el orden.

De vuelta a casa por las calles adyacentes

De vuelta a casa por las calles adyacentes

Al final, un buen número de detenidos, lunas rotas en comercios y unos sustos en el vecindiario. Una vez más, la falta de previsión de las autoridades -autorizar una manifestación contra la inmigración al lado de un barrio donde viven 50.000 extranjeros- volvió a romper la tranquilidad de un sábado por la tarde.

siguen los controles 2

evidencia desenfocada de control estético policial

evidencia desenfocada de control estético policial

 

El 18 de febrero ya denunciamos que la policía nacional realizaba controles aleatorios de inmigrantes en la avenida de Monte Igueldo. Estos hechos sucedían pese a que el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba estuvo negando durante toda la semana que se realizaran estas prácticas.

El silencio informativo, tras la comparecencia del titular de Interior, no impide mostrar la realidad.  La Policía prosigue con sus controles.

siguen los controles

Después de una semana donde el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha negado por pasiva y por activa que existan controles selectivos de inmigrantes y tras rectificar y ordenar acabar con los cupos para detener a “sin papeles”, persisten las identificaciones policiales en la avenida de Monte Igueldo.

Ayer, sobre las 11:20 de la noche, cuatro coches patrulla de la Policía Nacional establecieron tres puntos de control en el inicio de nuestra calle. De forma aleatoria, los agentes pedían la documentación a cualquier persona con rasgos físicos no caucásicos.

Interpelados por este blog, la policía mostró cierto nerviosismo y nos invitó a abandonar la calle. Apelados por la incongruencia entre las palabras del ministro-que ayer mismo en el Senado negó las existencia de controles selectivos- y la actuación de las fuerzas de seguridad, los agentes dijeron que cumplían su trabajo y que, “por favor”, circuláramos.

Con el rabo entra las piernas-mientras algunos inmigrantes, silenciosos y retenidos, observan con temor- nos fuimos a casa pensando en los cupos, en la autoridad del ministros y en estos controles que, en muchos casos, habría que calificarlos como actuaciones policiales estéticas.

En los últimos meses, las fuerzas de seguridad establecieron todas las noches controles de este tipo en la boca de Metro del Puente de Vallecas. Algunos ciudadanos avisaban a los inmigrantes antes de que subieran al exterior del tinglado policial. De esta forma salián por otra puerta y evitaban las identificaciones.

Como otros muchos actos de la Adminstración pública, la propaganda se confunde con la eficacia.  Con este tipo de actuaciones “estéticas” se trata, en definitiva, de mostrar cómo el Gobierno de “papeles para todos”, mete mano a los inmigrantes, los asusta, los manipula y los usa para que, por la noche, los españolitos nos acostemos tranquilos.