Tag Archive | basura

esto es un parque infantil en Vallecas

Vergüenza de parque infantil

Mientras seguimos enredados en tweets y otras mandangas, no sale a la luz la realidad de cómo están las cosas y qué hay que hacer. La fotografía superior muestra la situación del pequeño parque infantil de la avenida de Monte Igueldo.

Aunque no lo crean en la zona de color juegan niños pequeños que disfrutan de las basuras, papeles y latas que rodean la calle. Jugar entre mierda mientras otros se reparten las comisiones.

Esta es una imagen común del Madrid que da Asco y que han dejado que se hunda para mayor gloria de sus túneles, aparcamientos y obras faraónicas.

Ha llegado la hora de trabajar y borrar estas vergüenzas que nos han dejado.

Anuncios

problemas en la casa okupada de Teresa Maroto

el diario gratuito 20 Minutos se hace eco de la mala situación de la casa okupada de Teresa Maroto

Según nos informa nuestra vecina Bousyp, el diario gratuito “20 Minutos” publicó ayer un interesante artículo donde denunciaba la situación de la casa okupada de la calle Teresa Maroto, casi esquina con la avenida de Monte Igueldo de Puente de Vallecas.

El periódico no se quedaba corto al explicar la situación de caos, desorden y miseria que se vive en ese inmueble okupado y que afecta a toda la zona:

“Peleas, delincuencia, amenazas de muerte, suciedad, robos, hogueras… El calvario que están viviendo vecinos de Puente de Vallecas parece que no tiene fin. Desde hace tres años, un colectivo de okupas los tiene atemorizados hasta el punto de que muchos de ellos no se atreven ni a pasar por delante del inmueble de tres plantas con ático del que disfrutan ilegalmente estas personas en la calle Teresa Maroto (15-17-19).

Los vecinos denunciaban el incremento de basuras y de inseguridad que esta veintena de okupas sin oficio ni beneficio están provocando. El grupo de Izquierda Unida llevó la siguiente pregunta, ayer, al pleno de la Junta Municipal:
Pregunta nº 2014/918503, formulada por el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes relativa a informar sobre problemas generados por colectivos de personas que han ocupado el edificio situado en la calle Teresa Maroto 15 al 19.
Según la información de “20 Minutos!, el propietario del inmueble no ha denunciado la okupación y, por lo tanto, no se les puede desalojar. El edificio, por su parte, se encuentra en estado calamitoso, los inquilinos han roto los cristales, no tienen agua ni luz y acumulan basuras por las esquinas.
parque de Monte Igueldo
La onda expansiva de estos tipos va más allá de la calle Teresa Maroto. La fotografía superior muestra el estado del parque infantil de la avenida de Monte Igueldo con esta calle. En este lugar, se reúnen bastantes  elementos para realizar botellón. Después tiran los envases al suelo, se rompen cristales y orinan en las paredes.
En el barrio estamos abiertos a casi todo y existe, por regla general, buena vecindad. Estos “nuevos vecinos”  se están pasando de listos.

limpieza dominical

limpieza mañanera y dominical

Parece mentira pero también limpian la avenida de Monte Igueldo. Eso sí, a primera hora de la mañana y en domingo, para que no cunda el ejemplo. Dos operarias a pie de calle con máquinas de expulsión de aire y una vehículo barredor que recoge la basura eran la unidad de limpieza viaria madrugadora.

limpieza a cualquier precio

 

Pese al ruido madrugador de domingo, se agradece que limpien nuestra calle vallecana. Al inicio de la avenida siguen avanzando las obras y todo tiene mucho polvo. Por lo tanto, cualquier parche de limpieza es un punto a favor de la salud pública.

La limpieza de hoy no quita que nuestro barrio este hecho una mierda. A los recortes de limpieza permanentes -hoy ha sido una excepción- hay que sumar la actitud salvaje de algunos vecinos que piensan que viven en una pocilga y la calle es un vertedero.

más limpieza dominical

Como ya advierten los chicos del twitter @ascomadrid con el hashtag #MadridDaAsco , el problema no es solo del Puente de Vallecas (que también), sino de toda la ciudad.

Y el asunto nos enfanga a todos. Hoy mismo, también, el escritor Javier Marías en un suplemento dominical se hacía eco de lo guarra que se ha vuelto esta ciudad. El académico vuelve a azotar a las autoridades por el uso sucio y partidista del espacio público.

Quizá sea el momento de pensar que la regeneración democrática empieza por sacar las escobas a la calle y empezar a barrer la basura que nos ahoga. Esperemos que, de esta forma, el día que limpien la calle no sea noticia. Aunque sea en domingo.

 

 

 

the walking dead area

Si paseas por la avenida del Monte Igueldo, tras pasar el bulevar y entrar en la parte estrecha de la calle -adiós, mercado de Puente de Vallecas-, uno observa establecimientos, tiendas y algún solar pendiente de construcción.

En la mayoría de los casos, los solares que jalonan la calle están tapados con tupidos cercos o con vallas de aluminio que impiden el paso. Se supone que es territorio para construir en un futuro y que hay que mantenerlo limpio y cuidado.

Pero no siempre es así. Como se puede ver en la fotografía superior,  el solar de la imagen está completamente abandonado. La toma gráfica,  realizada desde la calle Santa Julia, muestra que han tirado la valla y personas sin escrúpulos han depositado basura con alegría y alborozo. Un asco y una muestra más de la habitual falta de civismo.  Del lado de Monte Igueldo, parece que el terreno está cuidado y tapado, ya que permanece la valla verde. Pero, desde la esquina del aparcamiento de Mercadona, se ve todo el pastel.

Algunos vecinos espabilados llaman a la zona “The walking dead”, como la serie estrenada, en su segunda temporada, por la Sexta. Y tiene algo de razón: al margen de la pésima imagen de barrio, alguna vez que otra, ha aparecido algún yonqui entre las basuras con pinta de viaje estelar.

Reflexión: Ahora que van a  cerrar la sala de consumo supervisado de drogas, la narcosala, de Villa de Vallecas en las Barranquillas,  los caminantes pueden encontrar refugio en este lugar, más céntrico, sucio y sin asistencia. Un paso más hacia la excelencia zombie. Y en inglés queda muy molón y de actualidad: the walking dead area.

algo huele a podrido

Esta vez nos ahorramos la foto. El perfume de la avenida de Monte Igueldo nos recuerda a los sanfermines de Pamplona en fin de semana. Olor a pescado, a basuras y orines. Es el clásico hedor del verano.

No sabemos si está provocado por un aumento del calor en estas fechas. O, quizá, a recortes en la limpieza por parte del ayuntamiento. Lo que es seguro es que hay algunos transeuntes que respetan poco el espacio público y se dedican a ensuciarlo.  Falta de civismo lo llamamos en Vallecas.

Esto parece una carta al director del periódico ABC pero hay días que uno se levanta un poco indignado.

 

vecinos guarrillos con la basura

No hay mucho que decir. La desaparición de los contenedores de basura en la avenida de Monte Igueldo, hace dos años, supuso una limpieza evidente en la calle. El ayuntamiento repartió cubos amarillos y naranjas para cada edificio con el fin de que cada comunidad se hiciera responsable y, de paso, justificar y hacerte pagar un nuevo impuesto. Pues bien, nadie saca los cubos a la calle por la noche y, por regla general, los vecinos tiran la basura en los contenedores que aún permanecen en las calles adyacentes.

Aún así, hay vecinos guarrillos que tiran la basura al lado de los puestos de reciclaje de papel o vidrio. La fotografía muestra basura nocturna junto a un contenedor de cristal frente al número 80 de la avenida.

Más de un vecino se ha encarado con alguna visitante indie gafapasta que dejaba sus residuos en la calle con aires de gran dama.

Menos aires y menos rollo. Sólo pedimos un poco de civismo.

papeleras para el siglo XXI

Esta papelera callejera tiene los días contados. Está instalada en una farola a la altura del número 74 de la avenida de Monte Igueldo. Su aspecto es todavía juvenil y su función, útil. Nadie diría que va a ser reemplazada y enviada al otro mundo.

Algunos vecinos especulan sobre el cambio de las papeleras: “No se usan..¿por qué se cambian?”, “Será cosa del Gobierno y sus brotes verdes”…”a esta altura de la calle no llegará”. Todo son comentarios y nadie informa.

La papelera de la derecha es la nueva generación. Más grande, más robusta, con más capacidad y más prestaciones. Algunas aparecen en el inicio de la avenida. Sí, a primera vista, parece el mismo tipo de contenedor; color gris indefinido, instalada a la altura de la mano humana, de plástico pero con flexibilidad para golpes. Pero, como siempre, la virtud está en los detalles.

Mirando con devoción, se observa que la apertura -donde se introduce la basura- es un poco menor, mientras que el cenicero que está colocado en la zona superior es mayor y admite más colillas. Y esto a primera vista. Será necesario interrogar a los servicios de limpieza para comprender la evidente necesidad de cambiar de papeleras en nuestra calle de residencia. Es un paso más hacia la modernidad y el progreso.