Archive | abril 2011

peluche abandonado busca abrazos

No es una imagen literaria. No es un montaje publicitario. Es un oso de peluche abandonado a la altura del número 20 de Monte Igueldo, junto a la administración de loterías.

Ayer, sobre las dos de la tarde, estaba así, como ausente, con el pecho al descubierto y a la espera. Su presencia inquietaba a los transeuntes. ¿Quién ha sido capaz de abandonar un peluche en la acera? ¿qué crimen cometió el osito para dejarle a su suerte? ¿hay niños malvados detrás de las vallas de los colegios? ¿es un mensaje, un aviso para los navegantes de las aceras?

Ya por la noche, de vuelta a casa, nuestro osito callejero había desaparecido.

cacerolas contra precios

Mañana a las 21, frente a la Junta Municipal del Puente de Vallecas, los ciudadanos del barrio están convocados a una cacerolada contra la carestía de la vida.

Promovido por el colectivo “Vallekas por la huelga general“,  la protesta trata de denunciar las subidas de precios de los productos de consumo, frente a unos salarios congelados o a la baja.

Igualmente, después de la cacerolada, se invita a los vecinos a apagar las luces de casa de 22.00 a 22.30 horas.

Se trata así de sumar dos reivindicaciones: una cacerolada en protesta contra  la subida de precios y un apagón en defensa del planeta.

(Pese a la bondad de la convocatoria, el cartel movilizador comete dos errores: 1.El IVA del  Gas Natural está al 18 por ciento desde el pasado mes de julio. 2. En el barrio no tenemos problemas de peaje, que se escribe con j, no con “g”. Movilicemos con rigor, por favor.)

visión comercial en blanco

Esta misma mañana, en la entrada de la avenida de Monte Igueldo, ya se vendía parafernalia madridista. No había besado todavía Iker Casillas a la diosa Cibeles cuando alguién,en este barrio,  preparaba mercancía de la casa blanca. Gorras, camisetas, pantalones y réplicas de copas, todo con el sello del Real Madrid. Había que hacer negocio con el campeón de la Copa del Rey 2011. 

Esto se llama visión comercial, oportunismo de mercado, una muestra más del neoliberalismo vallekano que os invade. Un orgullo para Esperanza y para Florentino.

bicho electoral

Ha aparecido. De visita, casi sin ruido. Pero su presencia deja huella.

La fotografía fue captada cerca de la avenida de Monte Igueldo una noche no muy cerrada. Como se aprecia mirando con detalle, el bicho se mueve con ruedas, mide casi dos metros y guarda un cierto parecido con una motocicleta; es más, tiene manillar, asiento y aspecto juvenil.

Además, suelta algo parecido a pintura blanca sobre el asfalto. Redibuja las líneas de la carretera. Tiene, aparentemente, un control humano pero es manejado por un localizador superior al sistema GPS que le indica posición y figura. Es, sin duda, una bestia pokemon tipo diabólica.

Algunos vecinos se inquietan y se hacen preguntas: ¿es un pájaro? ¿un avión? ¿un nuevo personaje de La Guerra de las Galaxias? ¿un vehículo de Mad Max?  ¿es el primer síntoma electoral? ¿?

La ciencia responde siempre a las especulaciones irracionales de los humanos. No se trata de una nueva forma evolutiva o de un extraterrestre con intereses en el Rayo Vallecano. No, es una máquina diseñada el siglo pasado para pintar las líneas de la vía, la señalización para automóviles sobre el suelo.

La ciencia política añade otro análisis: Justo a un mes de las elecciones municipales y autonómicas en España, los gobiernos aprietan el presupuesto para limpiar, pintar, acicalar, airear, pulir sus territorios, dejarlos bonitos y parecer que no han estado abandonados durante cuatro años. Pura estrategia. Lo dicho, un bicho electoral cutre.

luna de domingo

Anochecía el pasado domingo sobre el barrio. La gente se recogía y algunos veían el partido del plus. El día había sido largo y acababa el fin de semana. Para algunos, el lunes tenía apellido de rutina; para otros, era un festivo de semana santa. La luna sorda y fría iluminaba ajena a nuestras miserias.

Llena y sin complejos, la luna se asomaba por el este de la ciudad. Desde la esquina de Monte Igueldo con la calle Puerto de Almansa, nuestro satélite favorito saludaba a los viandantes. Era luna de domingo.

comercio nocturno

El

 El espíritu liberal de Esperanza Aguirre,  candidata popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid, encuentra en nuestra avenida un buen ejemplo para las escuelas de excelencia y negocio.

Todas las noches y, masivamente, los sábados, numerosos emprendedores ocupan el inicio de la calle y montan sus empresas sobre la acera siguiendo el axioma “Laisser faire, laisser passer“(dejar hacer, dejar pasar), uno de los principios fundamentales del capitalismo.

Siguiendo la legislación autonómica -actual o futura-, no hay problemas con los horarios, la contratación es libre e, incluso, la movilidad laboral es una ventaja. Todo un ejemplo de libertad individual frente al habitual progresismo vallekano.

Por ello, a nadie sorprende que los fondos públicos de la comunidad se dediquen a otros barrios sin iniciativa, sin emprendedores y sin campos de golf. Está claro , los del barrio de Salamanca han perdido el paso del signo de los tiempos; nosotros, en la vanguardia neoliberal.

reformas en el super

Nosotros somos más de “Ahorra Mas” -también en nuestra calle- o de “Mercadona” -en el mercado-, pero las noticias de servicio público son de interés general aunque no seamos clientes asiduos.

Esta semana ha cerrado el supermercado Dia de la avenida de Monte Igueldo. No se trata de otro cierre patronal o una consecuencia de la crisis, todo lo contrario. La cadena de distribución “low cost” ha decidido reformar su establecimiento y ponerlo  al día.

Según fuentes vecinales, lo más probable es que el local se pase a llamar Dia Market y sea un paso más en la renovación de estas tiendas de proximidad del grupo Carrefour.