Archive | marzo 2015

autobuses nocturnos por Monte Igueldo

Autobús nº24 pasando de noche por Monte Igueldo

¡Sorpresa! Aquí hemos captado una prueba del plan del Consorcio de Transportes de Madrid para que los autobuses de la EMT recorran toda la avenida de Monte Igueldo hasta la avenida de San Diego. Se estudian las distintas paradas que establecerán las líneas a su paso por el largo de la calle.

¿Se lo creen? Pues no. Estas fotografías fueron tomadas, recientemente, una tarde, casi de noche, cuando la calle Martínez de la Riva  – la vía natural de los autobuses que llegan al inicio de Monte Igueldo -estaba cerrada por unas obras.

Mucho autobús para tan poca calle

El estupor inicial de los vecinos pasa, después de ver a los autobuses por la parte estrecha de la calle, a la reflexión: ¿Qué pasaría si los buses llegaran hasa el final de la avenida de Monte Igueldo? ¿Sería un buen servicio de transporte? ¿Facilitaría la movilidad?

Al inicio de la avenida llegan si hay un buen número de autobuses que, previamente, han torcido por la avenida de la Albufera con el objeto de llegar a distintos puntos del barrio del Puente de Vallecas. Como todos saben, Monte Igueldo cuenta con dos carriles para vehículos cuando empieza la calle.

Sin embargo, doscientos metros más adelante -cuando se cruza con el bulevar- la avenida se estrecha. La entrada de turismos se reduce. Y los buses tuercen por Martínez de la Riva.

La calle es muy estrecha para tanto autobús

Como se comprueba en esta fotografía, la presencia de autobuses -de los normales- por la avenida es muy invasiva tras pasar Martínez de la Riva. Una calle tan estrecha no merece tanto tráfico. De hecho, todavía queda pendiente la zona peatonal, el carril bici y el límite de velocidad a 20 kilómetros por hora.

Por lo tanto, seguimos manteniendo que no es una buena idea que los autobuses grandes de la EMT lleguen hasta el final de nuestra avenida. Estamos en campaña electoral municipal y cualquier partido se le pueden ocurrir ideas de este tipo. Pues no, primero miren las fotos y comprueben que los buses, en este caso, mejor por calles más anchas.

Anuncios

nocturno lluvioso

La peluquería Casablanca refleja esa luz en el inicio de la primera noche de la primavera

Después de unos días con sequía de información en nuestra avenida, hoy hemos tenido tiempo y lluvia para contar las cosas que pasan.

El primer día de primavera nos ha traido agua, eclipse y una manta de barro sobre las calles. Por suerte, a última hora de la tarde ha caído una intensa lluvía que, aparentemente, ha limpiado los coches, el asfalto y a algunos transeuntes.

También nos ha dejado imágenes como la que encabeza este post, que muestra el escaparate de la peluquería Casablanca mientras cae la lluvia, con una densa humedad azulada.

Exterior del estanco de la avenida en la noche

También está este exterior del estanco de nuestra calle con hombre de paragüas en el centro. La falta de luz desenfoca un poco la fotografía y la humedad facilita esa visión casi impresionista de la nocturnidad del inicio de la primavera.

Poco antes de las ocho de la noche, los fumadores se acercan a la tienda para comprar los cigarrillos. Es una visita casi religiosa; hay que fumar aunque truene o caiga la del pulpo.

Los bares esperan clientes pese al mal tiempo

Todavía no son las ocho de la tarde en España y la gente es reacia a salir a tomar algo. En la fotografía superior, un bar latino espera a sus clientes un viernes por la noche. Se ofrece comida, cerveza y copas a buen precio. Todavía es muy pronto para empezar la juerga.

La lluvia tampoco anima a salir de casa. Las luces, en cambio, nos guían en la avenida. Empieza la noche. Húmeda.

la primavera se estrena

 

Primeras flores de primavera en el inicio de marzoComo todos los años, la avenida de Monte Igueldo renueva su imagen con los cerezos en flor.

En esta primavera adelantada de principios de marzo, la calle se llena de color blanco y rosa.

Las flores tapan las fachadas

Por unos días, parece que todas la colillas, papeles y basura, desaparecen de la avenida. Incluso, parece que se respira mejor.

Pero no nos engañemos. El espejismo de la primavera no evita los olores a orines que surgen de cada esquina o la presencia de las bolsas de basuras tiradas en la acera.

En cualquier caso, tanta flor y tanta luz es un motivo de alegría. Y como todos los años -ya van seis- desde Monte Igueldo Blog nos hacemos eco de lo que pasa en la calle: la primavera.