Archive | julio 2013

hiperrealismo vallecano

Exterior de un establecimiento de alimentación regentado por ciudadanos chinos en la avenida de Monte Igueldo del barrio de Vallecas de Madrid

No hay nada como pararse un poco en medio de la calle y observar las casas, los edificios o las gentes. Acostumbrados a quejarnos por las basuras tiradas, los malos modos o la falta de civismo, muchas veces no nos damos cuenta del color de nuestras calles. Abstraídos por el vértigo de la ciudad, no reparamos en lo esencial, en la vida.

La imagen de la fotografía muestra el exterior de un establecimiento de alimentación regentado por ciudadanos chinos, a la altura de número ochenta y tantos de la avenida de Monte Igueldo. Antes de ser una tienda de conveniencia fue una casa de muebles y complementos del hogar. Desde hace, al menos seis años, a última hora de la noche, algunos vecinos compramos en este local el pan, la cerveza o algún objeto de necesidad nocturna.

Utilizamos un servicio más, en una tienda más,  de las miles de tiendas iguales a esta que se reparten por toda la ciudad. Sin embargo, si nos paramos y vemos la fotografía podemos ver un estallido de color hiperrealista que hace diferente el objeto y que atraviesa la mirada. Quizá sea otra forma de mirar la cosas, quizá sea una forma de disfrutar de la luz, una parada táctica en este tiempo de verano.

 

Anuncios

más cierres, más desierto

Imagen exterior de la tienda de zapatos "Los Guerrilleros", ya con el cierre absoluto

Está es la triste imagen de la popular zapatería “Los Guerrilleros” que, durante años, han tenido una de sus sedes en la avenida de Monte Igueldo. Según su página web, esta sucursal sigue abierta y forma parte de una red de 11 establecimientos de calzado. El famoso eslogan “No compré aquí, vendemos “muy caro” ha desaparecido de nuestra calle. Y no es la única referencia de los últimos días..

El famoso HiperTextil de Vallecas se tralada a otros barrios

El sector de la confección clásico también languidece.  Después de la tienda de “Los Guerrilleros”, unos metros más adelante, aparece este esquinazo que, hasta hace poco, era el Hiper Textil Vallecas, un establecimiento de barrio con ropa, complementos y lucidos escaparates. Las simpáticas dependientas y sus consejos sobre ropa interior han abandonado nuestra avenida vallecana. Simplemente te has ido… decía la canción.

El Tomi, en los últimos tiempos, era el lugar favorito de reunión de la comunidad musulmana de la calle

La hostelería también es otro negocio en retirada. La fotografía superior nos muestra el cierre definitivo del bar Tomi. La cafetería, lugar de reunión de la comunidad magrebí de la calle, fue superando día a día los malos momentos. Sin embargo, la llegada del verano ha sido el final de su carrera. Ahora se traspasa y con salida de humos.

Otro local cerrado en un desierto de negocios

En la siguiente esquina aparece el bar La Jota, un local que se reabrió hace dos años, muy limpio, con generosos aperitivos e, incluso, música en directo algunos domingos. A día de hoy, también se traspasa o alquila.

Después de este ligero repaso a las últimas desgracias económicas de la avenida de Monte Igueldo, no queremos parecer pesimistas ni sumarnos al coro de los agoreros del desastre. No nos confundan. En el próximo post, daremos la vuelta a la tortilla y presentaremos todas las novedades comerciales -que son muchas y potentes- de nuestra querida calle.

Éxito del agua contra la troika

Piratas, vecinos y sedientos muestran sus cubos para atrapar el agua

 

Son fotografías de ayer por la tarde. Su autor es Pedro Martínez y han sido facilitadas por la cofradía marinera de Vallekas.  Son instantes de la batalla naval donde cerca de 15.000 personas salieron a las calles del barrio para compartir sonrisas y repartir agua.

Vecinos vallecanos pidiendo agua puerta a puerta

 

Como se ve en las imágenes de la Cofradía, los vecinos se empaparon de verdad y, junto al agua -compartida y bebida- fueron protagonistas de una protesta festiva contra la troika y sus recortes.

La fiesta comenzó a las 14:00 horas con la preparación de una paella para 500 personas en la Plaza Vieja de Vallecas y a las 16:30 horas se leyó el pregón que dio inicio a la batalla naval.

Imagen del inicio del pregón antes del pasacalles festivo y liberador

 

Las pistolas de agua, los barreños, los cubos recorrieron las calles hasta llegar a la denominada zona “húmeda”, en la calle Payaso Fofó, donde dos camiones cisterna facilitaban agua desde las mangueras para que los vecinos pudieran continuar la lucha.

La fiesta, ajena al programa oficial de la junta del distrito, prosiguió hasta bien entrada la tarde. Había que mojarse contra la troika y, sobre todo, pasarlo bien.

 

 

Agua contra la troika

Cartel anunciador de la batalla naval de Vallekas 2013Esta tarde, miles de madrileños participarán en la 32 batalla naval de Vallekas, un acontecimiento que corona la fiestas del Carmen de este distrito de la capital.

La fiesta acuática de este año tiene un lema: “Mójate y que se joda la troika”.  Según la cofradía marinera del barrio, con este directo mensaje, los vecinos quieren trasladar su hartazgo ante tanta “austeridad, recortes y privatizaciones de servicios públicos”.

“Seguimos pensando que otro mundo es posible, otro modelo económico que no venga impuesto por la troika”, declaran desde la capitanía marinera del distrito de Puente de Vallecas de Madrid

La Batalla se inicia a las 16.30 horas con la lectura del pregón a cargo de Robertez, del emblemático grupo rockero Motociclón en el principio del Bulevar (c/ Peña Gorbea).

A continuación, las charangas, carrozas, marineros, piratas y vecinios recorrerán el barrio hacia la “Zona Húmeda”, al final de la calle Payaso Fofó.

Será allí, junto a los camiones repartidores de agua, donde se produzca el gran enfrentamiento vecinal que reivindica la utopía “Vallekas, puerto de mar”. ¡A mojarse!

Las armas descansan antes de la batalla