Archive | agosto 2014

¡¡¡¡corte total !!!!

Mega corte total en Monte Igueldo

Así amanecía hoy la avenida de Monte Igueldo: Cortada. Las obras del Canal de Isabel II están trastocando la calle y parece que están haciendo las zanjas para las trincheras de la guerra del 14.

El saneamiento de las tuberías del Canal II, objeto de la obra, va a toda vela y ha inundado esta parte inicial del barrio de Puente de Vallecas

Los vehículos que ante cogían Peña Gorbea tienen que torcer por Martínez de la Riva y volver sobre Monte Igueldo. Igual pasa con los coches que vienen de Monte Igueldo que tienen que hacer florituras para coger su destino. Es un territorio de agujeros, ruidos y polvo.

Haciendo traka traka y más ruido

 

Como contamos en otras ocasiones durante el verano, las obras se iniciaron en julio al principio de la calle y no tienen fecha de finalización. Y es más, también han llegado a la avenida de la Albufera, otra vía importante del barrio vallecano y perpendicular a la nuestra.

Además, todo parece indicar que la operación de saneamiento y búsqueda de tesoro se prolongará a lo largo de toda nuestra avenida. Con lo cual, nos podemos encontrar en obras durante bastantes más meses.

Como dato de interés hay que recordar que el próximo mes de mayo hay elecciones municipales toda España y autonómicas en Madrid, entre otras comunidades. Pues eso.

 

desvíos de tráfico por las obras del Canal

Las obras siguen causando molestias a los vecinos

Siguen las obras del Canal de Isabel II en la avenida de Monte Igueldo y lo que parecía una operación quirúrgica, rápida, de renovación, lleva ya más de un mes incomodando a los vecinos.

Ahora ha tocado al cruce entre la avenida y la calle Peña Gorbea. La calle está cortada en ese tramo y los vehículos tienen que torcer a la izquierda y volver en sentido contrario por Monte Igueldo para coger su destino que es la calle Robles.

siguen las obras en Monte Igueldo

La noticia positiva de las obras es que estas se están desarrollando desde el inicio de la calle hacia adelante, abriendo y cerrando zanjas según el desarrollo de la operación. Eso sí, todavía no se sabe la fecha del fin de obra.

Como dicen las malas lenguas, los operarios seguirán cavando agujeros hasta que encuentren el tesoro de los piratas de la batalla naval vallecana. El verano es así.