Archive | octubre 2011

euforia en los mercados

El paro casi alcanza los cinco millones de personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA), con los datos, conocidos hoy, del tercer trimestre  de 2011.

No se trata de un número más. En Monte Igueldo, en Vallecas, en Madrid, se ha notado mucho. En la gente que deambula por la calle, en las tiendas vacías, en los negocios cerrados…Y en el mercadillo nocturno del inicio de la avenida.

Siempre ha habido vendedores clandestinos en la calle. Tanto en la entrada de Monte Igueldo como en la salida del metro de Puente de Vallecas -el famoso “Si Mango” (cuando el supermercado Simago ocupaba el espacio del Carrefour Express actual y había tipos que vendían mercancía robada del establecimiento y etc…-. Nada grave, el clásico “trapi”.

 

 

Ahora, el origen es otro y la necesidad también. Se trata, en su gran mayoría, de inmigrantes magrebíes o del Este de Europa, vendiendo cualquier cosa a partir de las 9 de la noche y hasta casi las doce.Todos los días de la semana.

La margen derecha de la avenida, junto a la parada de autobús, está literalmente tomada por personas que venden desde cables para móviles hasta máquinas de escribir o ropa de decimotercera mano. Sobre las once de la noche  hay un débil pasillo por donde se puede pasar y ver los objetos a la venta. Sólo se echa en falta el olor de especies.

Como ya denunciamos este año, nuestra calle vibra de noche; decenas de personas se buscan la vida, vendiendo lo primero que encuentran, con la esperanza de sacar algunos euros y sobrevivir. Son emprendedores con idiomas y experiencia, sin master ni ESADE, ni titulación universitaria. Son casi casi cinco millones de desempleados y hay que buscarse la vida. Como se dice en la economía clásica: Euforia en los mercados.

 

 

Anuncios

la avenida de los locutorios

Este es el locutorio Santana, uno de los más antiguos de la avenida. Cerca de diez años dando servicio, ya es todo un ejemplo de longevidad en este tipo de negocios. Sobre todo, teniendo en cuenta que en nuestra calle, se ha multiplicado la oferta y ya hay ocho locutorios, regentados por distintas nacionalidades.

Este -el de la fotografía de la derecha- ya está al final de la calle y mantiene una clientela de origen sudamericano, con acceso a internet y algún servicio de bebida gasificada fresca.

En todos los casos, al margen del origen de los clientes, se mantienen, prácticamente, los mismos servicios. Existe una parte de cabina de teléfonos, otra parte de acceso a la red -tanto para comunicarse como para jugar- y, por último, los servicios comunes donde está la persona que controla el local y las cuentas; además, vende accesorios para telefonía móvil o similares.

Algunos establecimientos exhiben en el exterior la compañía que les patrocina o aprovechan la pared para promocionar una marca comercial.  Esta claro que hay que buscar negocio, la competencia es alta y cualquier extra económico facilita la supervivencia.

Aunque hagas poco uso de este tipo de servicios, rápidamente, te das cuenta que cada uno es de su padre y de su madre; es decir, no hay una segregación evidente pero los marroquíes van a uno que hace esquina con el bar Tomy, los centroamericanos visitan otro y los hindúes se acercan a lo que antes era una frutería indoasiática y mantiene el cartel de saludables productos sorianos.

Son, al fin y al cabo, negocios. Esperanzas de inmigrantes emprendedores que facilitan a sus compatriotas una lugar para la comunicación y el reencuentro. Son locutorios en la avenida del Monte Igueldo.

 

a un mes de las elecciones

Hoy nos hemos dado cuenta de que estamos a un mes de las elecciones generales del 20 de noviembre. No ha sido mirando el calendario ni escuchando la radio. No, no nos engañemos, es suficiente salir a la calle, a la avenida del Monte Igueldo. Observen la fotografía inferior.

Esta instantánea está tomada frente al supermercado Ahorra Más de Monte Igueldo. Según recorres la avenida encuentras más parches de este tipo en la acera. Un grupo de operarios se está dedicando hoy a reparar el adoquinado. Genial, así se evitan caídas, tropezones o resbalones acuáticos el día que quiera llover.

Sin embargo, esta noticia ya apareció este mes de mayo. Justo en la última semana de la campaña electoral para el ayuntamiento y la comunidad de Madrid, hicimos un post muy parecido. Contábamos que el consistorio había rehabilitado esos días algunos tramos de acera en nuestra avenida. Nos felicitábamos por ello. Ahora también aunque nos entra un poco de pánico. ¿Habrá que esperar a las elecciones de 2015 para que arreglen los desperfectos que vayan surgiendo?

Y todavía nos queda un mes de campaña.

El esquinazo de la moda

 

Esta vez no ha sido la crisis ni sus derivados. Pero también se cierra o, al menos, se liquida. Hablamos de Luan, la histórica tienda de moda de la esquina de la Albufera con la avenida de Monte Igueldo. El establecimiento baja las persianas por jubilación y lo hace a lo grande: Descuentos superiores al 50 por ciento en la mayoría de las prendas.

Durante años, el señorío del barrio -que lo hay-  compraba en Luan. La tienda estaba especializada en ropa femenina de altura; es decir, trajes, faldas o blusas para madrinas de bodas. Los precios podían parecer elevados pero estaban dirigidos a aquellos que querían lucirse con elegancia en los banquetes de los bautizos o acompañando en el altar a los novios majetes de España.

También es verdad que ese tipo de público, ese que compra cosas caras de calidad para lucirlas en las fiestas del pueblo, está desapareciendo. Ahora se lleva más el estilo poligonero y la ropa de franquicia.

Pero eso no quita que la esquina que ocupa Luan pueda ser muy golosa para otro tipo de centro comerciales, establecimientos hoteleros o servicios públicos.  Cientos de personas pasan todos los días por aquí y ese esquinazo promete negocio. Veremos.

 

 

 

 

 

 

se busca gata

Un día más Monteigueldo’s Blog quiere servir de caja de resonancia de las preocupaciones de los vecinos. En este caso, traemos en la portada del día la desaparición de un gato común para los mortales pero vital para sus dueños.

Se trata de una gata, perdida por la zona, que tiene una marca en la oreja, según reza el cartel informativo, pegado con cinta americana en una pared nuestra avenida, casi al lado de la peluquería Casablanca.

Como se puede observar en la fotografía, los dueños de la mascota ofrecen una gratificación si se consigue alguna pista o detalle del paradero de la gatita.

La esperanza nunca se pierde. Desde aquí, mucho ánimo. Y estaremos alerta. Suerte a los buscadores de gatos desaparecidos.

noche de luces

 

La fotografía fue tomada ayer domingo antes de las doce de la noche. Una unidad de Emergencias y un vehículo de la policía municipal se han desplazado a la avenida de Monte Igueldo esquina Puerto de Almansa. En el centro de la foto, un supermercado, regentado por ciudadanos chinos que cierra a  medianoche.

Noche de luces. Empieza la semana.