una reflexión para la jornada

Esta fotografía de la izquierda muestra un estupendo agujero en la acera de la avenida de Monte Igueldo a la altura de la estafeta de loterías. Estaba en el sitio más estrecho de nuestra calle. Durante meses estuvo cubierta de baldosas móviles donde la gente bailaba para no tropezar.

Los días de lluvias entrabas en arenas movedizas. Cuando hacía sol, tratabas de esquivar la cola que salía de las quinielas. Era incómodo pero tampoco una causa de movilización social.

Esta imagen de la derecha muestra la reparación milagrosa de la acera. Hace diez días, unos operarios arreglaron el difícil tramo y rompieron con el maleficio.

Ahora ya se puede transitar sin miedo, sin traspié, sin romperse la crisma. ¿Magia? ¿elecciones locales?

Sí, es un hecho anecdótico. Una coincidencia. Sin embargo, aunque ningún político haya aparecido por aquí para inaugurar las mejoras del vial, uno tiene la sensación de que nos toman un poco el pelo. Y, como vemos en Sol,  la alopecia provocada por las elecciones es un poco molesta en la gente común.

Por cierto, agradecemos el resto de los parcheos de la calle. De bien nacido, es uno agradecido…aquí otro botón de reflexión.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: