Archive | febrero 2015

el rayo se suma al arcoiris

los cordones simbolizan la lucha contra la homofobia en el fútbol

El Rayo Vallecano se ha sumado desde el principio a la jornada contra la homofobia en el fútbol. Coincidiendo con la celebración del Día Internacional contra la Homofobia el pasado 19 de febrero, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha buscado el apoyo de grandes clubes y jugadores de todas las categorías masculinas y femeninas para apoyar #LaLigaArcoIris.

La iniciativa consiste en llevar cordones del color arcoiris en las botas y, de esta forma, denunciar la homofobia tan característica de los campos de fútbol.

Equipos humiles como el Rayo Vallecano, Deportivo de la Coruña, Espanyol o Almería en Primera División apoyan este fin de semana la causa.

Rayo femenino solidario

Por su parte, los grandes -Barcelona, Real Madrid y Atlético- o la propia Liga no han respondido a esta llamada. Eso sí, algunos jugadores del equipo rojiblanco como Saúl, José María Giménez y Raúl Jiménez, sí se apuntan a titulo individual a la iniciativa anti-testosterona.
Una vez más, el equipo del barrio de Vallecas en Madrid, en todas sus categorías, nos da una alegría por participar en favor de los derechos de todas las personas. Un aplauso desde Monte Igueldo.

Anuncios

¿vuelve la burbuja inmobiliaria?

Esquinazo para la burbujaLa venta de viviendas ha subido en 2014 por primera vez en cuatro años, según las estadísticas que ha publicado este martes el INE (Instituto Nacional de Estadística).

El número de inmuebles que se vendieron en 2014 creció un 2,2% frente a 2013, hasta las 319.389 viviendas.

Las claves que explican el avance son, por una parte, la mejora del crédito y, por la otra, la inversión extranjera, mientras ha continuado la corrección en los precios. Ahora mismo, en relación con 2007, los pisos valen en torno a un 40% menos, aunque este ajuste no es ni mucho menos homogéneo en todo el país.

Así lo hemos visto en la avenida de Monte Igueldo de Vallecas. Las viviendas han bajado su precio considerablemente y el mercado parece que empieza a recuperarse.

De hecho, como indica la fotografía superior, está previsto que, en breve, abra una oficina de Tecnocasa en un esquinazo de nuestra calle -justo donde estaba la oficina de créditos baratos-.

No es la primera tienda de venta de pisos que se establece en la calle pero si marca la nueva tendencia de un repunte inmobiliario después de siete años de recesión.

Esperemos que no lleguemos a aquellos días donde las oficinas de venta de pisos eran una plaga que se desinfló cuando estalló la burbuja.

 

 

el día después

el día después quedaban rastros del incendioLos restos del incendio permanecían el día después del siniestro en la calle Sierra de Alcubierre. Del contenedor de papel solo quedaba la estructura; la parte trasera del vehículo blanco mostraba su color más oscuro y chamuscado.

Los viandantes que se acercaban a por comida al dispensario Siervas de Jesús que se encuentra junto al suceso, se mostraban sorprendidos por el daño causado por el fuego.

El día después del ataque vandálico los vecinos se miraban con extrañeza: ¿quién había sido? ¿había sido otro accidente? ¿por qué? ¿dónde aparcamos?

El día después del incendio del contenedor solo había preguntas.

el día después, los restos del incendios seguían ahí

 

otro incendio vandálico

Arde un contenedor de papel de madrugada

Ayer,  en torno a la medianoche, un contenedor de papel ardía en la calle Sierra de Alcubierre, junto a la residencia de mayores Albufera.

El contenedor en llamas estaba afectando a un vehículo aparcado y bomberos y policía desviaron el tráfico para evitar males mayores.

A finales de año, otro suceso, casi de las mismas características, quemó tres vehículos a pocos metros de este último siniestro, como ya contamos con fotos escalofriantes en este mismo blog.

Esperamos que este triste suceso no tenga relación con el de la calle Norberto y que la policía investigue hasta encontrar al autor material de estos peligrosos incendios.

Imagen desde el otro lado de la calle