Tag Archive | aparcamiento

espectáculo dominical

Anima tu domingo aburrido con la retirada de un coche por la grúa

Algo tan sencillo como la retirada de un vehículo de la vía, se convierte en un espectáculo para vecinos y paseantes de la avenida de Monte Igueldo.

Eran las  20 horas de ayer domingo. La grúa se llevaba un coche y para ello cortaba la calle Martínez de la Riva en su enlace con nuestra avenida.

El tráfico se colapso por minutos y los vecinos que se acercaban a comprar un churro aprovecharon el momento para ver cómo trabajaba el encargado de manejar la grúa.

Era un show gratuito para la tarde del domingo, el fin de fiesta para encarar una nueva semana.

cortes de tráfico de las 8:45 horas

Corte diario de las 8:45 en Monte IgueldoEs la imagen habitual de un día entre semana subiendo en coche por la calle Puerto de Almansa, antes de cruzar la avenida de Monte Igueldo de Madrid. Como se comprueba en la fotografía un camión está descargando e impidiendo el tráfico.

Sucede, prácticamente, todos los días. Es el reparto de un autoservicio cercano de la calle. Y es un fastidio para los conductores que quieren tomar esa vía. La culpa, pese a todo, no es del repartidor…

Aparcando con alegría en un sitio de carga y descargaEn  esta otra fotografía se comprueba como turismos “qué pasaban por ahí” aparcan en la zona de Carga y Descarga que está en la avenida de Monte Igueldo, esquina calle Puerto de Almansa.

Es el sitio indicado para que el repartidor del súper deje su vehículo pero, por desgracia -o porque hay muchos listos-, se tiene que buscar la vida interrumpiendo el tráfico en la otra calle.

Es la pescadilla que se muerde la cola: coches que aparcan en sitios indebidos hacen que otros estacionen en carriles de paso y así sucesivamente.

El ayuntamiento ha habilitado varios espacios a lo largo de la avenida de “Carga y Descarga” para, de esta forma, facilitar el trabajo de los repartidos en los distintos establecimientos comerciales de la zona. Por desgracia, mucho automovilista se salta a la torera las ordenanzas viales y convierten nuestra calle en una carretera sin ley.

 

 

aparcando el camión de cerveza

bravo por el aparcamiento

La acera de Monte Igueldo es un buen lugar para aparcar el vehículo. Si llevas un camión tampoco pasa nada. Como se comprueba en la imagen, el reparto de la cerveza Damm en el barrio está asegurado. ¿No hay sitio? No importa, se deja la furgoneta en la misma puerta de la tienda.

¿Los peatones? ¿De qué se quejan? Tienen todavía un pasillito para pasar entre el camión y la pared. ¡Cómo vamos a perder el tiempo buscando aparcamiento! ¡Salud!

sin problemas de aparcamiento

¿Problemas de aparcamiento? Yo, nuncaNo es la primera vez ni la última. De vez en cuando nos pasamos por la calle buscando infractores de la seguridad vial.

Ayer mismo por la mañana, otro lunes de hierro, dimos un paseito por la avenida de Monte Igueldo y encontramos al típico conductor maleducado que encuentra siempre aparcamiento.

En la fotografía superior se puede contemplar un buen ejemplo de un conductor que siempre aparca en la puerta de casa. Sin complejos ni problemas de erección, el tipo planta el coche en plena acera. “Mi coche lo vale”, puede estar pensando.

otro listo, aparcando en plena acera

Este tampoco se queda corto. Estuvo toda la mañana de ayer situado en la acera, junto al segundo Bankia de la avenida de Monte Igueldo. El tipo no lo hizo mal: se puso en línea con los coches aparcados pero sobre la acera. Era parte del paisaje.

No nos sorprende. Esta esquina, sin bolardos -se los han quitado-, facilita aparcar el cohe y, de paso, sacar dinero del cajero. Todo muy chulo pero muy insolidario. La próxima vez que se haga un “selfie” y que se lo mande a Tráfico.

sin problemas de aparcamiento

Un peatón tiene que salir a la carretera ya que la acera está ocupada por coches mal estacionados Esta imagen superior se repite con cierta facilidad en la avenida de Monte Igueldo. En la esquina del número 68 con la calle Felisa Méndez, junto en el chaflán de la oficina de Bankia, numerosos automovilistas aparcan su vehículo encima de la acera. Ello obliga a los viandantes a usar el asfalto para sortear eso coches “mal educados” por sus conductores.

En este caso, se trata de una furgoneta de reparto que aprovecha que se han eliminado los pivotes de la acera para aparcar el vehículo y hacer su trabajo más cómodo y con menos carga. No son los únicos.

Sacando pasta

También hay conductores con necesidad de dinero que estacionan el coche sobre la acera de la avenida para así acercarse al cajero de Bankia y extraer dinero de su cajero automático. ¿Para qué va a aparcar en los sitios establecidos? ¿Para qué las normas de urbanidad? Furgoneta felizmente aparcada en la acera

Ya ven que se meten con la furgoneta hasta en la cocina, arrasando árboles como si fueran amapolas. Y lo peor es que se contagia este sentido de impunidad y falta de urbanidad.

Sin querernos poner en plan “abuelo contra la falta de urbanidad”, desde hoy abrimos una sección dedicada a la “Mala Educación”. Con paciencia y buen rollo vamos a mostrar lo mal educada que puede ser la gente. Se trata, al fin y al cabo, de denunciar la insolidaridad, egoísmo e ignorancia que, por desgracia, vive entre nosotros.

buscando aparcamiento en el corazón de la calle

Las obras de la avenida de Monte Igueldo provocan muchas molestias. Todo sea por la mejora del barrio, dicen. Al margen de los ruidos, polvos, basuras y demás inconvenientes, los propietarios de vehículos han visto multiplicados sus problemas a la hora de aparcar.

nunca fue fácil, ahora es de nota

Hay menos espacio público para dejar el coche y, por si fuera poco, la remodelación prevé el recorte de los lugares para estacionar. Parece como si el Ayuntamiento se sumara a las medidas “sostenibles” del Gobierno Zapatero; es decir, hay que salvar la capa de ozono, no use el vehículo.

Si hay alguien que disfruta con esta nueva situación son, sin duda, los propietarios de plazas de garaje. Los precios mensuales, en el mejor de los casos, alcanzan los 120 euros. ¡Ni que viviéramos en el paseo de la Castellana!