Archivo | Transportes RSS for this section

autobuses nocturnos por Monte Igueldo

Autobús nº24 pasando de noche por Monte Igueldo

¡Sorpresa! Aquí hemos captado una prueba del plan del Consorcio de Transportes de Madrid para que los autobuses de la EMT recorran toda la avenida de Monte Igueldo hasta la avenida de San Diego. Se estudian las distintas paradas que establecerán las líneas a su paso por el largo de la calle.

¿Se lo creen? Pues no. Estas fotografías fueron tomadas, recientemente, una tarde, casi de noche, cuando la calle Martínez de la Riva  – la vía natural de los autobuses que llegan al inicio de Monte Igueldo -estaba cerrada por unas obras.

Mucho autobús para tan poca calle

El estupor inicial de los vecinos pasa, después de ver a los autobuses por la parte estrecha de la calle, a la reflexión: ¿Qué pasaría si los buses llegaran hasa el final de la avenida de Monte Igueldo? ¿Sería un buen servicio de transporte? ¿Facilitaría la movilidad?

Al inicio de la avenida llegan si hay un buen número de autobuses que, previamente, han torcido por la avenida de la Albufera con el objeto de llegar a distintos puntos del barrio del Puente de Vallecas. Como todos saben, Monte Igueldo cuenta con dos carriles para vehículos cuando empieza la calle.

Sin embargo, doscientos metros más adelante -cuando se cruza con el bulevar- la avenida se estrecha. La entrada de turismos se reduce. Y los buses tuercen por Martínez de la Riva.

La calle es muy estrecha para tanto autobús

Como se comprueba en esta fotografía, la presencia de autobuses -de los normales- por la avenida es muy invasiva tras pasar Martínez de la Riva. Una calle tan estrecha no merece tanto tráfico. De hecho, todavía queda pendiente la zona peatonal, el carril bici y el límite de velocidad a 20 kilómetros por hora.

Por lo tanto, seguimos manteniendo que no es una buena idea que los autobuses grandes de la EMT lleguen hasta el final de nuestra avenida. Estamos en campaña electoral municipal y cualquier partido se le pueden ocurrir ideas de este tipo. Pues no, primero miren las fotos y comprueben que los buses, en este caso, mejor por calles más anchas.

cambio temporal de parada de autobús, otra vez

La parada de los autobuses de Monte Igueldo ha desaparecido

Hasta hace unos días aquí había una parada de autobús. Es más: era la parada de los autobuses de la E.M.T. madrileña  en la avenida de Monte Igueldo.

Situada en la entrada de la calle, muchos vecinos salían del metro de Puente de Vallecas y, corriendo, solían alcanzar a los autobuses que giraban desde la avenida de la Albufera hasta nuestra calle para ir al Pozo, la avenida de Entrevias u otros destinos de la Vallekas profunda.

Ahora, esta plataforma de transportes ha desaparecido, abducida por esa manía de hacer obras innecesarias a cuenta del contribuyente. La parada ha sido trasladada unos metros más allá, casi en la esquina con el bulevar.

Aparada provisional mientras duran las obras

Aquí, como se ve en la fotografía, los vecinos se agolpan, buscan hueco, esperan,  pasan el rato y se suben a los autobuses. Está veinte metros más allá, sin techo, ni nada parar protegerse. Todo sea por el progreso y las nuevas marquesinas….Otra forma idiota de tomarnos el pelo. ¿Lo dudan? A continuación algunas razones del despilfarro:

1.Obras que se repiten: Hace seis meses hubo otro cambio de parada de autobuses motivado por las obras de asfaltado de la avenida. Como ya señalamos en MonteIgueldo Blog, los vecinos soportaron temperaturas de 40 grados mientras esperaban el autobús en el sitio exacto que está ahora, esta nueva ubicación temporal.

2.Marquesinas en buen estado: A pesar de lo malotes que somos en el barrio, la marquesina que van a cambiar estaba de buen uso. Nadie se había meado encima, nadie había roto los cristales, no había mensajes de Podemos ni otros grupos antisistema. El ayuntamiento de Madrid se defiende alegando que el contrato que tenían con la empresa tenían que renovarlo y que la operación no ha costado un duro. ¿Alguién se lo cree?

3.Retraso en Vallekas: Por si fuera poco, estaba previsto que la empresa adjudicataria de la obra tenía que tener terminado el 12 de octubre la renovación de las 4.000 marquesinas de la E.M.T. que hay en Madrid. Pues muy bien, el distrito de Puente de Vallecas, el único de Madrid donde nunca ha ganado el Partido Popular, es uno de los últimos sitios donde se está haciendo la renovación. Sabemos que no es nada personal pero…

La parada fantasma de Monte Igueldo

 

 

¡¡¡¡corte total !!!!

Mega corte total en Monte Igueldo

Así amanecía hoy la avenida de Monte Igueldo: Cortada. Las obras del Canal de Isabel II están trastocando la calle y parece que están haciendo las zanjas para las trincheras de la guerra del 14.

El saneamiento de las tuberías del Canal II, objeto de la obra, va a toda vela y ha inundado esta parte inicial del barrio de Puente de Vallecas

Los vehículos que ante cogían Peña Gorbea tienen que torcer por Martínez de la Riva y volver sobre Monte Igueldo. Igual pasa con los coches que vienen de Monte Igueldo que tienen que hacer florituras para coger su destino. Es un territorio de agujeros, ruidos y polvo.

Haciendo traka traka y más ruido

 

Como contamos en otras ocasiones durante el verano, las obras se iniciaron en julio al principio de la calle y no tienen fecha de finalización. Y es más, también han llegado a la avenida de la Albufera, otra vía importante del barrio vallecano y perpendicular a la nuestra.

Además, todo parece indicar que la operación de saneamiento y búsqueda de tesoro se prolongará a lo largo de toda nuestra avenida. Con lo cual, nos podemos encontrar en obras durante bastantes más meses.

Como dato de interés hay que recordar que el próximo mes de mayo hay elecciones municipales toda España y autonómicas en Madrid, entre otras comunidades. Pues eso.

 

desvíos de tráfico por las obras del Canal

Las obras siguen causando molestias a los vecinos

Siguen las obras del Canal de Isabel II en la avenida de Monte Igueldo y lo que parecía una operación quirúrgica, rápida, de renovación, lleva ya más de un mes incomodando a los vecinos.

Ahora ha tocado al cruce entre la avenida y la calle Peña Gorbea. La calle está cortada en ese tramo y los vehículos tienen que torcer a la izquierda y volver en sentido contrario por Monte Igueldo para coger su destino que es la calle Robles.

siguen las obras en Monte Igueldo

La noticia positiva de las obras es que estas se están desarrollando desde el inicio de la calle hacia adelante, abriendo y cerrando zanjas según el desarrollo de la operación. Eso sí, todavía no se sabe la fecha del fin de obra.

Como dicen las malas lenguas, los operarios seguirán cavando agujeros hasta que encuentren el tesoro de los piratas de la batalla naval vallecana. El verano es así.

 

obras en la entrada de Monte Igueldo

obras de verano

Esta es la imagen que presentaba esta mañana la entrada de la avenida de Monte Igueldo desde la Albufera. El Canal de Isabel II ha taladrado todo el inicio de la calle para mejora y acondicionamiento del servicio.

obra sin corte en la avenida de Monte Igueldo

Los operarios han llegado con la máquina pesada y han empezado a abrir la calle en canal. Pese a ello, no han cortado el paso de vehículos aunque la vía solo tiene un carril en la dirección habitual.

Unos ancianos tratan de cruzar la calle entre zanjas

La obras han provocado más cambios en la circulación normal de la calle. Como vemos en la imagen, un grupo de ancianos tratan de cruzar entre zanjas, ruidos y estrecheces. La vida misma, vamos.

La EMT ha trasladado la parada de autobús a la esquina casi del bulevar

Entre otros cambios está el traslado de la parada de los autobuses de la EMT. Ahora se encuentra a quince metros de su lugar habitual, casi en al esquina con el bulevar de Vallecas.

Las obras también llegarán a otras calles como Monte Oliveti y no hay un plazo definitivo de finalización. Como todos los años, por una razón o por otra, la avenida requiere de alguna operación maquilladora de asfalto, acera o mobiliario urbano. Es un efecto más del verano vallecano.

 

nuevas señales, nuevos tiempos

nuevos tiempos, nuevas señales

En este último mes han cambiado la señales viarias de la avenida de Monte Igueldo, Algunas estaban torcidas, otras rotas y otras desaparecidas, Sin embargo, en su conjunto, se mantenían en su sitio indicando y regulando el tráfico.

Por orden del señor alcalde se ha decidido cambiar e, incluso, ampliar -o modificar- las señales existentes.

La fotografía superior es un buen ejemplo del nuevo criterio. Es una señal nueva, situada en la avenida de Monte Igueldo, esquina Pico Cebollera. Antes no había ninguna indicación; ahora, un ceda el paso y tuerza a la derecha,

Algunos pueden hacer un lectura política del ceda y vista a la derecha…

señal doble

Aquí, por ejemplo, se han mantenido las dos señales habituales. Están limpias y relucientes pero igual que las reemplazadas. No sabemos cuál es la política vial del Ayuntamiento de Madrid pero damos fe de que estas dos señales de la acera del restaurante El Peneillo -antiguo El Guarro- no han sido quitadas por desgaste de las anteriores. Se han cambiado por decreto, se podían haber mantenido las anteriores y aquí paz y después gloria.

operario con el cambio de señales

Aquí, en la imagen superior, se puede ver a un operario cambiando las señales antiguas por unas nuevas, La imagen es de hace unas pocas semanas -otro día lluvioso- y fue el momento que cambiaron todas las marcas viarias de la avenida de Monte Igueldo.

Con estos datos gráficos podemos hacernos algunas preguntas del tipo “¿Qué empresa se lleva dinero con el cambio?”, “¿quién pierde?”, “¿por qué tanta señal?”…A la espera de cerrar estas incógnitas,  nos dejamos llevar por la novedad de unas señales recién instaladas.

otro semáforo necesario

Por fín llega el semáforo a la calle Robles

Este fin de semana nos despertamos con un nuevo vecino: un semáforo que controla el tráfico entre la calle Robles y la avenida de Monte Igueldo.

Durante años, esta intersección entre dos calles ha estado cargada de polémica. Durante un tiempo se instaló una señal de paso de peatones pero no estaba señalizada en el suelo. Otras veces, no existía indicación alguna y los vallecanos que cruzaban tenía que sortear los coches o esperar que los conductores se apiadaran de ellos.  Había cierto descontrol y bastante peligro.

Ahora, por fin, se ha tomado una decisión seria en favor del peatón. Ese cruce que conecta el bulevar con la calle Robles y que engancha al final con un acceso a la M-30, ha encontrado un solución. Un semáforo doble para controlar el tráfico.

No es la primera vez que pasa. La autoridad vial ya instaló recientemente otro semáforo en la intersección entre nuestra avenida y la calle Cerro de Garabitas . Como indicamos en otro artículo de abril de 2012, la paz peatonal es cuestión de semáforos.

Estrenando señales viales