y cenicienta perdió sus dos zapatos

zapatos dorados bajo el sol de otoño

En la esquina de la calle Pico Cebollera con Monte Igueldo aparecía esta mañana un par de zapatos dorados con tacón, tirados en el suelo. A primera vista, el calzado femenino sin dueño nos remite a Cenicienta, uno de los cuentos más populares de la infancia. Tanto en la versión de Perrault como en la de los Hermanos Grimm, la triste huérfana pierde una de sus calzas tras una noche de baile y amor contenido con su Príncipe. Aquí ha abandonado las dos.

Sólo nos queda confiar en los sueños. Imaginar que un príncipe buscará por el barrio a su princesa e irá puerta por puerta probando el par de zapatos hasta encontrar a la dama afortunada. Sí, ya sabemos que la vida es más vulgar pero hoy es lunes y todavía no ha salido Belén Esteban en la televisión.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

One response to “y cenicienta perdió sus dos zapatos”

  1. damanoir says :

    La avenida está plagada de princesas y prícipes azules. Sólo hay que descubrirlos. Bonita fábula para un lunes de hierro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: