Tag Archive | segunda mano

la calle de la ropa de segunda mano

Oasis, amplia tienda de segunda mano

La avenida de Monte Igueldo se ha convertido en los últimos años en la calle de la moda de segunda mano. Cuatro establecimientos han abierto sus puertas y ofrecen camisas, zapatos, cazadoras, trajes, vestidos, cinturones…y montañas de ropa que quieren prolongar su uso.

El Patio de Mi Casa es la última tienda abierta en la avenida Aparentemente, salvo ropa interior, todo está en venta. Y, cada tienda, tiene su tipo de cliente.

El primer establecimiento que aparece en la avenida pertenece a la cadena Humana, una fundación que trabaja desde 1987 para impulsar la cooperación y la solidaridad en zonas de subdesarrollo en todo el mundo.

Entre sus lemas está la defensa y protección del Medio Ambiente a través del reciclaje textil. Para ello, usan contendedores callejeros que recogen la ropa en desuso.

(Por si no queda claro, su presencia en el Puente de Vallecas no es para mejorar este barrio madrileño -que también le haría falta-, es para vender ropa usada cuyos beneficios se destinen en ayuda al desarrollo en Latinoamérica o en África subsahariana).

Las otras tres tiendas de la calle no tienen ese estilo solidario pero son negocios igual de respetables.

Pies con doble vida

La segunda que nos encontramos es la última en llegar y se encuentra donde estaba la famosa tienda de juguetes de la avenida. A primera vista sorprende el gran número de zapatos, chanclas y zapatillas que se exponen para su venta.

zapatos de segunda mano, segunda vida para los pies

La fotografía de la derecha es una muestra gráfica de la proliferación de zapatos de segunda mano expuestos y  a la venta.

No sabemos el éxito de la iniciativa pero, en un pequeño sondeo entre el vecindario, no hay mucho consumidor dispuesto a calzarse los pies de otro vecino. Pero, en fin, si están a la venta es que tienen su público.

Por lo demás, también ofrecen ropa de marca, trajes largos y alguna curiosidad.

El tercero en el baile es el “Oasis”, una nave bastante grande con todo tipo de ropa de segunda mano. Desde vaqueros Levis a trajes de boda, o desde chándal de marca a abrigos vintage, cualquier cosa “ponible” tiene su sitio. Eso sí, hay un gran cartel en la puerta donde anuncian que “NO COMPRAN” ropa.

el oasis de la ropa de segunda mano

La cuarta tienda es más pequeña y está más enfocada a la ropa joven, urbana y simpática. Está a unos diez metros de Oasis, en la acera de enfrente, y se llama el Patio de Mi Casa.

El dueño es amable y hay, normalmente, un perro husky siberiano -que desapareció y después fue encontrado- en la puerta junto a dos macetas.

Después de este breve repaso por las tiendas de moda de segunda mano de Monte Igueldo, esperamos que nadie se atreva a poner en cuestión la clase y estilo de esta calle madrileña.

Otro día presentaremos las buenas tiendas de ropa de primerísima mano (con novedades y sorpresas)  que tienen su lugar en la avenida. Pero eso será otra película. De momento, nos quedamos con historias reales que tienen una segunda vida por delante.

otro cuento de Navidad

el furtivo vendedor de libros en la calle

Ese hombre sentado en la esquina derecha de la fotografía está vendiendo libros en la calle. Sobre una caja de cartón, presenta su material literario a precios que oscilan entre uno y tres euros.

Día tras día, en el mercado clandestino de la avenida de Monte Igueldo, este “librero” traslada la cultura a la misma calle y la pone al alcance de todos. Para algún experto pedante, se trata de un agente cultural furtivo.

Regala cultura, regala cultura callejera  Pocos vecinos se acercan. Al fin y al cabo, son libros. No se trata de camisetas piratas de fútbol o de cargadores de móviles; no, es papel con palabras.

El negocio no parece muy boyante pero ya lleva más de dos años merodeando por la zona y exponiendo su género. Y sé de algún vecino que le ha comprado libros.

Son malos tiempos para el mundo editorial y sus autores (así se quejaba el escritor Javier Marías en su columna habitual, este fin de semana, en un dominical madrileño) y, como es lógico, también para sus vendedores.

Nuestro vecino de la foto vive cada día luchando contra el frío, escapando de la policía municipal o evitando malas compañías.

Este un humilde vendedor de libros de segunda mano se merece una historia navideña. Es un reflejo veraz de un tiempo revuelto, duro y difícil. Es un metáfora de la cultura a pie de calle y de lucha por la supervivencia.

Por todo ello y mucho más ¡Feliz Navidad!

mercados nocturnos

Todas las noches, de lunes a viernes, en el inicio de la avenida de Monte Igueldo, se forma un curioso mercadillo callejero. No se trata del clásico top-manta con Dvds y CDs que a media mañana -sobre todo el sábado- se extiende en las zonas más concurridas de la calle. No. Es un mercado de cosas viejas, usadas.

Ya, en las navidades pasadas, comentamos el caso de Julia y su ropa de segunda mano expuesta junto a la marquesina de la parada del autobús. Pero ahora, la oferta de vendedores se ha multiplicado. Zapatos, cintas de VHS, cargadores de móviles, candelabros, libros de texto, etc…todo puede tener un comprador nocturno.

Siendo justos hay que comentar que la historia empezó con un señor con pinta de hippie que, con una bicicleta cargada hasta los topes, llegaba por la noche con material de todo tipo a la esquina de nuestra calle con la avenida de la Albufera.  Allí  presentaba todo su género ¿? y buscaba compradores. Él fue el primero y permanece todavía en el mismo sitio.

Si bien, ya sabemos que no se trata del primer rastro nocturno de Madrid, también es cierto está en nuestra calle. Y eso no es poco. De momento, nos ahorramos las fotos testimonio para evitar que Hacienda se pase por la avenida y empiece a  cobrar  las licencias comerciales.