los bancos de la burbuja se van

Esquina de Monte Igueldo donde antes había un banco

Aquí había un banco que ha sido rescatado por todos los españoles y que ha desaparecido este veranoa del barrio. Era un buen esquinazo junto con la calle Robles y, durante mucho tiempo, hicieron negocio con los vecinos y con algún promotor maleante del mundo de la construcción.  La marca era Catalunya Caixa y dejaron un pufo de 12.000 millones de euros, según el diario El Mundo. El Gobierno da por perdida la pasta, los vallekanos, también.

la caja del Penedés con fecha de caducidad

Otro banco catalán también desaparece de la avenida de Monte Igueldo. Era la antigua Caja del Penedés que hacía esquina con Juan Navarro. En 2010, cuando los banqueros se pusieron nerviosos con el estallido de la burbuja inmobiliaria, se juntó con CajaMurcia, Sa Nostra y Caja Granada e intentaron salvar los muebles con el nombre Banco Mare Nostrum (BMN).

Así se reinventaron en el barrio pero la propaganda del buen vino del Penedés parece que no surgió efecto y este verano se han ido a otros barrios.

(Saber más: El Penedés abandonó el BMN y se montó una fundación. La marca permanece en Aragón y Cataluña pero operada por el banco Sabadell. Los cuatro directivos de esta Caixa del vino fueron condenados este año por la Audiencia Nacional por autoconcederse pensiones por valor de 30 millones de euros. Devolvieron la pasta, eludieron la cárcel. Sus caretos: pinche aquí )

Caixa Galicia - EVO - Nada

Por último, otro banco que nos abandona.  Se trata de EVO. Su refundación con nueva denominación, tras la fusión de varias cajas gallegas, parece que no ha funcionado en el barrio.

En su día ya hicimos un articulillo aquí en este blog sobre su aparición (que tenía pinta de reinvención) hace dos años. Pues eso, la banca inteligente no encontró vida inteligente en nuestro barrio. Eso sí, como el resto de los bancos, tenía una esquina preferencial en la entrada de Monte Igueldo.

Y como los otros dos, su entidad anterior y de origen –Novagalicia– dejó a deber 8.000 euros a pagar por el fondo de rescate. ¡Alegría!

Visto lo visto, tras el festín inmobiliario de estas entidades bancarias, ahora parecen ratas que abandonan el barco vallecano. No hay que preocuparse, se presencia es permanente: siguen detrás de los desahucios y acosando a los vecinos por ínfimas deudas. ¡Viva el mal! ¡Viva el capital!

 

 

 

 

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: