otro cuento de Navidad

el furtivo vendedor de libros en la calle

Ese hombre sentado en la esquina derecha de la fotografía está vendiendo libros en la calle. Sobre una caja de cartón, presenta su material literario a precios que oscilan entre uno y tres euros.

Día tras día, en el mercado clandestino de la avenida de Monte Igueldo, este “librero” traslada la cultura a la misma calle y la pone al alcance de todos. Para algún experto pedante, se trata de un agente cultural furtivo.

Regala cultura, regala cultura callejera  Pocos vecinos se acercan. Al fin y al cabo, son libros. No se trata de camisetas piratas de fútbol o de cargadores de móviles; no, es papel con palabras.

El negocio no parece muy boyante pero ya lleva más de dos años merodeando por la zona y exponiendo su género. Y sé de algún vecino que le ha comprado libros.

Son malos tiempos para el mundo editorial y sus autores (así se quejaba el escritor Javier Marías en su columna habitual, este fin de semana, en un dominical madrileño) y, como es lógico, también para sus vendedores.

Nuestro vecino de la foto vive cada día luchando contra el frío, escapando de la policía municipal o evitando malas compañías.

Este un humilde vendedor de libros de segunda mano se merece una historia navideña. Es un reflejo veraz de un tiempo revuelto, duro y difícil. Es un metáfora de la cultura a pie de calle y de lucha por la supervivencia.

Por todo ello y mucho más ¡Feliz Navidad!

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: