secuelas del boom

Este es el segundo post que dedicamos en el último mes a los solares abandonados en la avenida del Monte Igueldo. Si bien, en el primero, nos sumábamos a la moda de los caminantes muertos –the walking dead area–  y comparábamos esa visión con una popular serie de la tele, ahora los limitamos a mostrar un ejemplo más de la explosión de la burbuja inmobiliaria.

La imagen superior está tomada en nuestra calle a la altura del número 80. Es un solar dejado a la buena de Dios hace ya, al menos, ocho años. Durante muchos meses, una reja con portón ha mantenido, más o menos, limpio el interior; sin embargo, desde hace una semana, alguien tiro la verja de alambre y ¡zas! se dedicó a plantar botes de cerveza o botellas de alcohol.

En plan buen rollo, podemos pensar que el abono procurado al solar puede convertir ese espacio de una cervecería de diseño. Eso lo decimos los días optimistas; es decir, casi nunca. Más bien, consideramos que esa dejadez con el entorno es un resto de una explosión inmobiliaria. La famosa burbuja ha acabado con la esperanza de muchos que creían que la mejor inversión era el ladrillo. Al final, se han encontrado con una plantación de latas de “birra” barata.

 

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: