sin noticias de dios

Vive Madrid la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), una celebración de la iglesia católica que cuenta con los jóvenes cristianos y con el papa Benedicto XVI como sus protagonistas.

Todo el centro de la capital de España está engalanado por la visita y muchas de sus calles están cortadas.  Las avenidas se muestran limpias y los servicios municipales muy diligentes. La ciudad parece bloqueada para el papa, limpiamente bloqueada.

No hay ni dios

Sin embargo, nuestra querida avenida de Monte Igueldo sigue en su línea: suciedad, locales abandonados, baches en las aceras, solares y basuras. Estampa que, en verano y con este calor,  se incrementa y molesta.

De la presencia de la JMJ, nada de nada. Si acaso se ha visto algún voluntario en el inicio de la calle. También, pequeños grupos de jóvenes peregrinos en alguna avenida adyacente y buscando la boca de Metro. Además,  no hay presencia de banderolas vaticanas ni retratos de Benedicto.

En fin, entendemos que la JMJ trate de mostrar lo mejor de la ciudad -dicen que va a ser una gran promoción-; igualmente, comprendemos que la conferencia episcopal española se olvide de este barrio y sus curas rojos; por si fuera poco, no dudamos de la intención de los peregrinos de los cuales envidiamos su dicha y alegría. Sin embargo, no nos divierte que nuestro ayuntamiento se olvide de nosotros.

Y esa es la sensación que tenemos. Todavía no es fe pero, día a día, se convierte en doctrina. Como se dice en las escrituras, estamos dejados de la mano de Dios.

(No cerramos el post sin acordarnos de otros vecinos del barrio que sí están trabajando en estas jornadas desde su fe. A ellos, todo nuestro respeto. )

Anuncios

Etiquetas: , , ,

One response to “sin noticias de dios”

  1. vixente says :

    Además en verano en el Valle pasa como cuando sube la marea y luego baja, se queda toda la mierda en la arena, esa es la sensación que da el Valle en estos días de estío sólo queda la morralla, es díficil ver a alguien normal.
    Respecto a la suciedad no todo es el abandono munincipal también influye el abandono del civismo por parte de nuestros queridos vecinos, capaces de tirarse horas en un banco trasegando fritos con litronas para luego pasar a comerse unas sabrosas hamburguesas y dejar todos los envoltorios y envases en el banco al que al día siguiente volverán.
    saludejos majo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: