cosas que aprendí de julio

Hace un año, primeros de julio de 2009, escribí aquí un triste comentario sobre el séptimo mes del calendario. Contaba las cosas que no me gustaban desde una profunda rabia, desde una cierta y angulada miseria personal. No era del todo sincero, estaba ciego de palabras pero si reflejaba cierto cansancio; agotado antes de las vacaciones.

Tan sujeto al dolor nocturno me mostré, que tuve que escribir otro post sobre lo que me gustaba de julio. Había y hubo muchas cosas.

Un año después vuelvo a julio, a sus finales. Y reflexiono. Aprendí muchas cosas en julio, este año y el pasado. Pensar en el verano sin ánimo de guerra, vivir el calor de mi calle. Sucio, seco y húmedo a la vez, buscando la ligera brisa y sin miedo. Limpio en la espera. Sin alcanzar la meta, viviendo el viaje hacia dentro. Alegre y triste.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

One response to “cosas que aprendí de julio”

  1. damanoir says :

    Me gusta ese optimismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: