amor vallecano

En la esquina de la Avenida del Monte Igueldo con la calle Ramón Calabuig, un enamorado -que se conoce con el nombre de Rudi- muestra su amor sobre las paredes. Estas pintadas aparecieron semanas antes del Día de los Enamorados y se mantienen después como homenaje al lazo más eterno que une a los hombres.

La amada responde al nombre de Kiti y la imaginación se nos dispara pensando en historias de amores, ofensas, vallecanos y otros sueños. De momento nos quedamos con el científico y divulgador Eduardo Punset que en su libro “El viaje del amor” nos da algunas claves de esa locura.

“Tal vez al lector, a medida que se adentre en El viaje del amor. le sorprenderá determinadas conclusiones, como que el amor sigue siendo lo que era hace dos mil años (un instinto de supervivencia) o que, al margen del comportamiento de determinados átomos o individuos, se impusiera la monogamia desde tiempo inmemorial. Que el desenlace del amor adulto se fragua en el entorno maternal de la infancia, o que la mente regula la líbido femenina en mayor medida que en el hombre”.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

One response to “amor vallecano”

  1. damanoir says :

    ¡Qué suerte ser Kiti!….Un Hurra por esos “rudis”, que ya quedan pocos…..Menos Punset y más pasión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: